miércoles, 5 de septiembre de 2012

Tribunal de magistrados priistas
impone a Peña Nieto en la presidencia de la República


Séptimo comunicado
3 de septiembre de 2012


Sin la menor gana de investigar ni profundizar acerca de los datos, indicios y pruebas aportadas; sin la menor muestra de intentar procurar justicia electoral y defender la democracia, los magistrados –esencialmente priistas y alguno que otro panista– que integran el TEPJF, siguen el libreto acordado con el PRI y acuerdan validar la elección e intentan imponer a Peña Nieto en la presidencia de la República. La punta del iceberg que han tenido frente a sus narices, el elefante que ha estado presente en la sala de sus sesiones, la montaña de indicios y pruebas de la descomunal compra y coacción del voto, los abominables y obvios acuerdos de Peña Nieto con Televisa y el escandaloso e ilícito gasto electoral, fueron ignorados y desechados por estos magistrados, con argumentos legaloides, risibles, incoherentes y cantinflescos.

El TEPJF no exigió los datos que debía solicitar al gobierno de Calderón respecto de este gigantesco fraude electoral, y éste, conocedor de la putrefacción oculta en los sótanos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, prefirió vender su silencio a Peña Nieto. Los poderes fácticos (económicos, políticos y religiosos)  pretenden a toda costa imponer en la presidencia de la República a un personaje diseñado por ellos mismos, a la medida y al servicio de sus intereses, a quién preparan para iniciar un nuevo saqueo a mayor escala de la riqueza natural, cultural y económica de nuestro país.

Haciendo un breve recuento, el fraude electoral de 2006 desencadenó el más grande saqueo de petróleo, metales, agua, maderas, tierras y otros dones de la Naturaleza en la historia nacional; ocasionó la muerte violenta de más de 70,000 personas, la desaparición de más de 90,000 (incluyendo a los migrantes) y el desplazamiento de más de 200,000; además, lanzó a la miseria a más de diez millones de mexicanos; entregó a los piratas canadienses más de 2,600 concesiones mineras; a los piratas estadounidenses más de 1,000 contratos de servicios petroleros ruinosos para el país; a los piratas españoles más de 50,000 hectáreas de costa exuberante; concedió al gobierno de EUA la “guerra contra el crimen organizado” que tanto deseaba y por si fuera poco, se puso a su servicio, en contra de los migrantes.

Ante este panorama, ¿qué podemos esperar de Peña Nieto sino que estas cifras se decupliquen? Los fraudes electorales se pagan muy caro, y cuando son en serie multiplican por diez el costo social y ecológico de los gobiernos ilegítimos. Todas las “reformas estructurales” en los últimos 30 años han sido a favor de los inversionistas extranjeros y sus socios mexicanos y en contra del pueblo. Las propuestas de Peña Nieto constituyen la mayor amenaza para las riquezas naturales y culturales de la Nación, ¡él es, sin lugar a dudas, un peligro para México!   


¡No a la imposición!, ¡Sin democracia no hay respeto a la naturaleza ni vida digna!



Ecologistas por la democracia

Adriana Matalonga Rodriguez-Beltrán, Josefina Mena Abraham, José Arias Chávez, José Ignacio Feliz Díaz, Miguel Valencia Mulkay, Rene Torres Bejarano, Yessica Ameyalli Acuña Herrera.
 


facebook: Ecologistas por la democracia

No hay comentarios:

Publicar un comentario